Muchas veces llevamos a cabo ciertas acciones sin ser plenamente conscientes de lo que estamos haciendo, las hacemos en piloto automático.

¿Cuántas veces has realizado un trayecto conocido en coche o caminando y cuando has llegado al destino no recuerdas ningún detalle del camino?

Vivimos nuestro día a día con prisa, dejándonos llevar por la inercia, sin pararnos realmente a observar qué está ocurriendo en nuestras vidas.

Esta forma de funcionar puede ser adaptativa y beneficiosa en ciertos momentos, ya que nos ahorra tiempo y nos permite optimizar recursos sin tener que detenernos en cada cosa que hacemos. Por ejemplo, en tareas rutinarias que debemos hacer todos los días y que no requieren que prestemos una gran atención, el cerebro las ha automatizado para que no perdamos más tiempo del debido en ellas. Hacerlas de este modo nos permite un descanso para invertir atención y energía en tareas que sí lo requieren.

Sin embargo, vivir de forma constante en este estado puede no ser tan beneficioso.

Pasar cada día sin detenernos a observar que estamos haciendo, realizar todo tipo de tareas de este modo aunque no sean hábitos rutinarios, nos puede impedir prestar atención a lo que está sucediendo a nuestro alrededor. Así, hay personas inmersas en trabajos que les absorben todo su tiempo o que viven situaciones diarias que no son agradables para ellos, pero que tienen tan automatizadas que no se han detenido a pensar que podrían hacer respecto a ello.

Se convierten en espectadores pasivos de su vida, donde actúan siempre de la misma manera en función de lo que va ocurriendo a su alrededor, sin tomar la iniciativa para cambiar o mejorar aquello que no les gusta.

Actuar de esta forma nos impide crecer como personas y tomar las riendas de nuestra vida. Nos dificulta aprender cosas nuevas y ser conscientes de lo que sentimos en cada momento.

Párate un instante a pensar si has funcionado demasiado tiempo de este modo, respira y toma conciencia de lo que ocurre a tu alrededor. ¿Estás satisfecho con tu vida o hay algo que te gustaría empezar a cambiar? Ahora puede ser el momento.

La vida es eso que pasa mientras haces otras cosas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *